ADN digital

La tecnología y su impacto social

Jordi Griful

Xantal: La primera conexión de todo el estado con la tecnología 5G será en Barcelona, concretamente en uno de los quirófanos del Hospital Clinic. Eso permitirá que cualquier cirugía de cualquier parte del mundo pueda ser asesorada por colegas que estén en Barcelona en tiempo real. El proyecto piloto se ha denominado cirugía remota, en el marco del 5G en Barcelona con el objetivo de convertir a la ciudad en el hub digital del 5G.

X.: Y saludamos nuevamente a Jordi Griful, director general de Quantion, empresa especializada en innovación y transformación digital. Bienvenido de nuevo ¿cómo estás?

Jordi: ¡Hola Xantal! ¿cómo estás?, muchas gracias por invitarme.

X.: Bien, muy contenta de que sigas con nosotros. Como estábamos comentando, sin duda, esta notica sobre salud y tecnología es muy buena también para la ciudad.

J.: Yo creo que es una excelente noticia y me alegro mucho por una de las empresas implicadas, la startup que ha estado un tiempo en el Hospital Clinic, porque tengo conocidos allí y he hecho cosas con ellos y sí la verdad es que me alegro mucho por ellos, es una muy buena noticia para Barcelona, para la ciudad, para el Mobile World Congress y para la salud.

X.: ¡Ya tenemos ganas de ver imágenes de esta operación! Mientras, volvemos hablar esta noche sobre el impacto de las nuevas tecnologías, cómo afectan a la sociedad y a la salud en muchos aspectos, pero también en otros ¿cierto Jordi?

J.: Pues sí, justamente ese es un ejemplo la salud, los negocios, las empresas, estamos hablando del Big Data, de los algoritmos, del impacto que tendrá todo eso sobre nosotros, pero poco hablan del impacto que habrá en las personas, el impacto social, en la sociedad y creo que será un cambio muy bestia que nos impactará a todos y traerá mucha locura

X.: ¿Y a dónde vamos? Explícame algunas de las noticias, a donde nos llevará en los próximos años.

J.: La verdad es que vamos muy rápido y el cambio es realmente trepidante, se podría decir que estamos pasando de la ciencia ficción a la ciencia real, veremos una evolución muy importante quizá la más importante de los últimos 300 años. Estaremos todos interconectados, manipularemos o podremos manipular el genoma humano, el 50% de nuestros trabajos actuales estarán automatizados, los ordenadores te podrán querer.

“Estamos pasando de la ciencia ficción a la ciencia real”

X.: ¿Querer? A ver, qué quieres decir con querer, porque muchas veces que hemos hablado sobre los robots, hemos dicho que las emociones no las pueden tener incorporadas y por tanto esta frase de que te puedes enamorar de un robot no es posible.

J.: Bueno de eso ya hablaremos, pero hoy en día ya estamos viendo como máquinas nos reconocen perfectamente, que simulan la realidad virtual, simulan el amor, pueden mirarte a la cara y entender tus reacciones a través del reconocimiento facial, pueden interpretar un cierto feeling entre unos y otros, y al final pueden entendernos desde un punto de vista del amor.

“Simulan el amor, pueden mirarte a la cara y entender tus reacciones”

X.: Dices que en el 2040 nuestro mundo no tendrá nada que ver con el que tenemos ahora, pero ¿cómo viviremos todos estos cambios tecnológicos? porque a veces nos dan un poco de miedo o incluso respeto…

J.: Sobre el respeto y justamente creo que es el momento ideal para comenzar a hacer foco y pensar en las facultades humanas que los hombres deberían tener versus el futuro que nos espera. Dar importancia a los sentimientos, lo que comentábamos antes: la imaginación, la intuición, el saber explicar historias; es decir la creatividad, la redacción, el misterio, la negociación, la compasión, la empatía. Esos valores que muchas veces no recordamos o que no ponemos en práctica lo suficiente y que nos costará mucho desarrollarnos sin ellos una vez que se nos olviden. Los niños tendrán que estar pendientes de todas estas cosas, tenerlas en cuenta para poder ser más humanos de cara al futuro.

X.: Y la tecnología… ¿tendrá “ética”? Una palabra que pienso que será protagonista en los próximos años de cara a la tecnología.

J.: Yo creo que esto es una de las claves de futuro. La tecnología no tiene intenciones, no tiene moral, la tecnología no tiene valores, es neutral hasta que alguien la utiliza y le dé sentido; por lo tanto, son las personas que la utilizarán las que tienen que tener un control ético sobre ella, por tanto, creo que necesitamos unas regulaciones una supervisión porque si no esto podría acabar muy mal.

La tecnología no tiene intenciones, no tiene moral, la tecnología no tiene valores, es neutral hasta que alguien la utiliza y le dé sentido”

X.: De cara a esta amenaza ¿Qué recomienda hacer Jordi?

J.: Bueno en principio creo que lo que nos hace falta es no esperar de aquí a 20 años, sino formar un tándem con un gobierno sabio de personas, que sepan guiar desde un punto de vista ético y que se aferren a unas regulaciones y que sepan usar la tecnología no sólo para hacer dinero, porque si no será nuestro fin.

X.: Cuando hablamos de ética, por ejemplo, es noticia que Facebook tiene una tecnología alucinante, pero no tiene una orientación ética y al final es una máquina de inteligencia artificial de hacer dinero ¿Con eso qué crees que sucederá, crees que Facebook acabará muriendo?.

J.: Pues podría morir, es decir Facebook es el ejemplo de máquina de hacer dinero, sino se humanizan y no están sujetas a unas reglas éticas ¿Por qué no pueden morir? Facebook al igual que otras empresas no sólo deben estar orientadas a ganar dinero, sino que deben tener un comportamiento ético y humano, sino eso es muy peligroso de cara al impacto social que hablábamos antes.

X.: Claro, pero estas regulaciones éticas han de implicar políticos para poder llegar a cambiar las cosas.

J.: Esta es una de las claves, yo no creo que sólo políticos, primero porque creo que lo políticos no están preparados y que se le debe dar una oportunidad a todas las industrias, a las personas, intelectuales, escritores e, incluso, a especializados en ciencia ficción para que puedan intervenir y abrir un gran debate para comenzar a regularizar todo aquel impacto social que si no se desbordará y ya estamos viendo ejemplos: hace poco un médico chino que ha manipulado el genoma humano y ha comenzado a experimentar, eso no puede ser, más allá de los problemas éticos sino por el impacto social.

X.: La cultura también es muy importante en esta revolución tecnológica y que a veces no se habla nada sobre la cultura cuando se trata de tecnología.

J.: O hablamos, por ejemplo, mira que yo soy el primero, muchas veces he dicho que nos faltan científicos, que nos faltan ingenieros, que nos faltan matemáticos y mira que nos faltan…  y por supuesto toda la incorporación de la mujer en todos los ámbitos científicos, matemáticos y tecnológicos, pero sobre todo también se debe de invertir en humanidades, en habilidades, en arte, en filosofía. Todos estos conocimientos son imprescindibles. Hoy en día las empresas ya están intentando contratar gente no sólo con conocimientos técnicos, tecnológicos y matemáticos, sino con inteligencia emocional y eso es muy importante porque estamos viendo que también es una habilidad muy importante de cara al trabajo hoy en día.

“Contratar gente no sólo con conocimientos técnicos, tecnológicos y matemáticos, sino con inteligencia emocional”

X.: En las escuelas ya están cambiando mucho las cosas, preparando a los niños que no necesariamente tendrán trabajos físicos, sino que estarán en constante cambio y habrán de reinventarse y reaprender. Por tanto, eso también será una de las cosas que cambiará. Podemos decir que seremos “la última generación desconectada”.

J.: Sí. De hecho, estar desconectado será un lujo, es decir, si te paras a pensar hoy en día estamos conectados las 24 horas del día, estás en el metro y todo el mundo obsesionado de conectarse al móvil. Hoy en día ya hay restaurantes, por ejemplo, en Nueva York que se están planeando hacer descuentos a las personas que no vean el móvil, a la gente que no use el móvil. ¿Por qué se va a cenar la familia, la pareja lo amigos y se tiene que tener el móvil a un lado? ¿Por qué si estoy hablando contigo tengo que estar mirando el móvil?.

“El estar desconectado será un lujo”

X.: Titular, ya existe eso… “Restaurantes que otorgan un 10 % de descuento a las personas que no vean el teléfono mientras están comiendo” y para acabar conclusión final… que dirías Jordi

J.: Hemos pasado por muchas revoluciones, la neolítica nos tuvo entretenidos un millar de años. La Revolución Industrial nos ocupó unos 200 años. Pero esta revolución digital es tan rápida que nos ocupará como máximo un centenar de años, llevamos 20; faltan 80… Tenemos que empezar a visualizar como sociedad qué mundo queremos de aquí a 50 o 60 años y empezar a trabajar en aquella dirección. Si lo dejamos a la improvisación, ganará la desigualdad. Se tiene que empezar a intervenir hoy.

X.: Gracias Jordi como siempre por tu visión de futuro.

J.: Muchas gracias a vosotros Xantal.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Privacidad

En este portal web procesamos datos personales como, por ejemplo, tus datos de navegación. Si sigues navegando por nuestro portal, nosotros y otras compañías seleccionadas podrán instalar cookies o acceder a información no sensible de tu dispositivo con el objetivo de crear perfiles, personalizar contenidos, servir anuncios adaptados a tus preferencias y elaborar estadísticas. Puedes configurar tus preferencias de privacidad ahora o en cualquier momento accediendo a nuestra Política de Privacidad

Más información
Seguir navegando

Medición

La recogida de información sobre el uso de contenido y la combinación con información previamente recogida, usada para medir, entender e informar sobre la utilización del contenido.

Código de terceras partes

Uso de código de terceras partes para ofrecer funcionalidades e información. El almacenamiento de información, o el acceso a información que ya está almacenada en su dispositivo, como identificadores de dispositivos, cookies y tecnologías similares.

Datos

La recogida de información sobre el uso de contenido por su parte y la combinación con información previamente recogida, usada para medir, entender e informar sobre su utilización del contenido. Esto no incluye la Personalización, la recogida de información sobre su uso de este servicio para personalizar posteriormente el contenido y/o la publicidad dirigida a usted en otros contextos, es decir, en otros servicios, como sitios web o aplicaciones, a lo largo del tiempo.