Estrategia

Las personas como estrategia de transformación y crecimiento

Jordi Griful

Cada día tengo más claro que una estrategia de transformación de los negocios derivada de la necesidad de evolución y adaptación al mundo digital depende las personas. Una estrategia de crecimiento depende de las personas. Las personas hacen lo que entienden. Si no lo entienden no se hace bien o simplemente no se hace.

La estrategia son las personas

¡Y si el factor clave son las personas… quién me iba a decir que para abordar un proyecto de Transformación Digital que impulse el crecimiento me iba a fijar en el ADN, el alma, la mente y el cuerpo de las empresas!

ADN

Veamos. Una mirada intensa al ADN de una empresa son sus objetivos comerciales estratégicos, su propuesta de valor y sus valores. Como interactúa con sus empleados y clientes.

ALMA

Una vez que sepamos eso, podemos centrarnos en el alma de su organización: ¿Qué debe cambiar para ayudar a los empleados a adoptar, e incluso a evangelizar, la mentalidad y las nuevas formas de trabajar que harán que la ambición transformadora sea alcanzable? ¿Qué rasgos compartidos les permitirán forjar una cultura que prospere con el cambio continuo? ¿Qué símbolos y costumbres podrían aumentar el compromiso y el sentimiento de pertenencia?

MENTE

A continuación, nos fijamos en la mente de la empresa. ¿Qué habilidades y capacidades necesitan los empleados para impulsar esa transformación? Debemos considerar como su liderazgo debe evolucionar para impulsar activamente a la empresa hacia el futuro. Tenemos que diseñar programas que desarrollen habilidades y ayuden a los empleados a crecer mientras realizan activamente el trabajo que está avanzando hacia la nueva ambición de la empresa. Lo que también debe identificarse son las habilidades críticas que deben reclutarse externamente para acelerar la transformación.

Y nos deberíamos hacer preguntas. Por ejemplo, ¿Por qué las personas con las habilidades y capacidades adecuadas deben elegir trabajar para la empresa en lugar de sus competidores, o incluso otras empresas que podrían estar en industrias más atractivas, y no buscar reinventarse?

CUERPO

Y finalmente, evaluamos su cuerpo. ¿Qué tiene que ver con el modelo operativo? Nuestra organización. Rediseñamos funciones para crear respuestas más rápidas y ágiles al mercado. Repensamos los modelos de gobierno, moviendo los derechos de decisión más cerca de la acción y facilitando que se haga lo correcto para los equipos y los clientes.

Cuando las cuatro dimensiones (ADN, alma, mente y cuerpo) están alineadas, forman un poderoso motor de crecimiento. Con el liderazgo y los empleados alineados se empieza a entender sobre qué hacer y cómo hacerlo, las personas se vuelven más eficientes, efectivas y comprometidas. Saben lo que hacen y, lo más importante, porqué lo hacen.

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!