Jordi Griful
CEO (Chief Executive Officer)

En esta entrega de la sección ADN Digital, del programa “Revolució 4.0“, Jordi Griful nos habla sobre ciertas predicciones que se hicieron hace más de 100 años. Podéis escuchar el programa original aquí.

Xantal: Hacer predicciones sobre cómo será el futuro es uno de nuestros deportes nacionales. Lo mejor es hacer predicciones a 200 años vista. Primero, porque la puedes decir muy gorda. Y en segundo lugar porque, cuando llegue el momento, no quedará nadie conocido que te pueda reprochar que te has equivocado.

El futuro es por definición un campo lleno de imaginación. A veces visto de forma absurda, exagerada, y otras fielmente realista. Hoy nos acompaña una vez más en Revolució 4.0, Jordi Griful, CEO y fundador de Quantion, empresa especializada en Innovación y Transformación Digital.

Cada vez más hablamos de eso que no se ha cumplido, cosas que han dicho que sí pasarán, pero que no ha sido así… ¿Por dónde empezamos?

Jordi Griful: Exacto Xantal. Yo siempre digo aquello que decía Woody Allen de “el futuro me interesa, puesto que es donde pasaré el resto de mi vida”.Todos nos hemos imaginado alguna vez cómo será el futuro. Y más, con tecnologías al alza como la inteligencia artificial, la robótica o los avances de la biogenética ya presentes entre nosotros. Y como nosotros, también lo hacían nuestros abuelos.

 

“El futuro me interesa, puesto que es donde pasaré el resto de mi vida”

 

X.: Y cuando haces predicciones, pueden pasar dos cosas: que lo aciertes o que te equivoques. ¿Por dónde empezamos?

J.: Bueno, hablaremos de ejemplos y veremos si son aciertos o equivocaciones. Hace unos 50 años un escrito muy famoso de Isaac Asimov predijo que en el 2014 “la tendencia sería que los coches se levantaran un par de palmos de la tierra “circulando sobre un colchón de aire”.

X.: De momento no están, a pesar de que los coches voladores siempre han sido uno de los sueños de la gran mayoría de gente. Pero cada vez estamos más cerca de conseguirlo.

J.: Exacto, Xantal. Sin ir más lejos, la empresa PAL-V ha anunciado que ya tiene a punto su primer modelo de coche volador que tiene previsto presentar este mismo año, en 2018. Si entráis en su web es espectacular: es un coche pequeño, que en un momento determinado se convierte en un helicóptero, como si fuese una película… ¡Es impresionante!

X.: Esta es la música de la película “Minority Report”, protagonizada por Tom Cruise y que nos presentaba un futuro sin criminalidad. Pero desgraciadamente esto no se ha cumplido…

J.: No, por desgracia no ha sucedido. ¿Y sabéis qué? Esta idea que presenta “Minority Report”, está extraída de un artículo publicado en 1907 en el Washington Post donde se aseguraba que el futuro la delincuencia estaría casi exterminada.

X.: ¿Y se están haciendo avances en este sentido? Porque yo veo esto bastante imposible…

J.: “Minority Report” es una película muy interesante que presenta muchas tecnologías, que hoy en día ya están funcionando y la verdad es que sí, cada vez más, los cuerpos policiales de todo el mundo están incorporando tecnología de inteligencia artificial para crear grandes volúmenes de información y detectar patrones de conducta o anomalías de momento, de personas con antecedentes y sospechosas para prever cualquier crimen o ataque. Este es un tema muy complicado y delicado, porque cuando hablamos de reconocimiento facial, biométrico, etc….siempre están los límites de la privacidad y, por lo tanto, de la ética.

Un ejemplo: ahora hace unos días también se ha dado a conocer que la misma empresa que hace unos años creó el Segway ha lanzado al mercado sus nuevos robots de seguridad

X.: ¿Cómo son esos robots de seguridad? ¿Qué hacen exactamente?

J.: Esto lo puedes ver perfectamente en las redes sociales, son robots capaces de detectar gente que está cometiendo alguna infracción o algún acto delictivo y avisan automáticamente a la policía. En caso de que la persona huya, el robot se convierte en un dron que puede hacer seguimiento de la persona.

 

“Robots capaces de detectar gente que está cometiendo alguna infracción o algún acto delictivo y avisan automáticamente a la policía”

 

X.: Los visionarios del pasado también tenían algunos conceptos un poco pintorescos sobre cómo serían los robots de los próximos años, pero bien es verdad que no iban muy desencaminados…

J.: Pues la verdad, no. En aquel tema ya existían muchas predicciones acertadas. Ya existen robots que ayudan a la gente mayor, como “Sofía” que está hecho a partir del comportamiento humano, para interactuar con los humanos. Y cada vez más vemos robots que dan volteretas y malabarismos, imitando acciones de las personas.

X.: Me has dicho antes, fuera de antena, que querías hablar de la predicción de un físico de la empresa -General Electric-. ¿Qué predijo? ¿Se ha cumplido su predicción?

J.: Si, esto es muy interesante porque en los años 50 un trabajador de General Electric, Irving Langmuir, predijo que en el futuro nos desplazaríamos en tubos de alta velocidad que conectarían la costa este y oeste de Estados Unidos. Esto es algo realmente espectacular, porque ahora estamos viendo como la tecnología del proyecto “Hyperloop”, de Elon Musk, que además es el dueño de SpaceX, la empresa que envía aparatos a Marte y que además son los creadores del coche Tesla, ya está haciendo pruebas con esta tecnología, para viajar de Nueva York a Washington en 30 minutos.

Pep Plaza (Matías Prats):  Amigo Griful, interrumpimos la emisión para contarles… no, para contarles nada, interrumpo la emisión porque me da la gana. Si queréis saber las noticias id a Catalunya Informació o al 3/24. Yo he venido a ver a mi amigo Griful. Para acabar la sección lo que quiero pedirte es que me cuentes ideas que pasaron de ser un deseo a ser un de… sastre.

J.: Muy interesante también, hay que tener en cuenta que la innovación se comporta y consiste precisamente en eso probar, probar, y probar y unas van bien y otras no van bien, sin tenerle miedo al fracaso o al error. Pero por ejemplo podemos ver ejemplos de predicciones como:

Que todos vestiríamos ropa de amianto. De hecho, se utilizó y se ha usado durante décadas para construir casas, que es un material que utilizaban los romanos. Pues bueno, en el 2005 se prohibió a nivel internacional porque todo sabemos ahora que provocaba enfermedades como el cáncer.

Dentro de la saga de los Hoteles Hilton, durante los años 60 promovieron la idea de que construirían hoteles en la luna, eso de momento todavía no se ha producido.

Y bueno, en fin, también imaginaron que las personas en el año 2000 volaríamos y otras muchas cosas más que han fracasado.

X.: Muy bien, Jordi Griful es sinónimo de futuro, ¡gracias una vez más director general de Quantion y nos vemos dentro de dos semanas!