Jordi Griful
CEO (Chief Executive Officer)

En esta entrega de la sección ADN Digital del programa “Revolució 4.0“, Jordi Griful, CEO de Quantion, nos habla sobre los chatbots. Podéis escuchar el programa original aquí.

Xantal: Según los expertos tecnológicos, los chatbots han protagonizado el último trimestre de 2017 y marcarán de manera indiscutible todo el año 2018. Y se cree que en 2030 el PIB mundial será un catorce por ciento superior gracias a la inteligencia artificial. Pero la mejor noticia llegará el día que los robots no sólo hagan aumentar el PIB sino que decidan que no nos preocupemos más de la economía y que paguen ellos nuestros impuestos.

Jordi Griful, socio fundador y CEO de Quantion, empresa especializada en innovación y transformación digital, ¿Cómo estás? Hace unas semanas hablamos de chatbots. ¿Hoy segundo capítulo?

Jordi:  Si, efectivamente hoy continuaremos hablando de chatbots y básicamente sobre diferentes ejemplos de cómo las empresas los están usando y otros ámbitos más “frikis” de modos de empleo.

X.: Recordemos de entrada ¿Qué son los chatbots?

J.: Un chatbot es un programa con inteligencia artificial capaz de mantener una conversación con una persona de forma autónoma (ya sea por texto o por voz) a través de sistemas de mensajería instantánea. Por lo tanto, tiene que saber interpretar el lenguaje natural de un usuario y saber la acción que tiene que llevar a cabo como, por ejemplo: ofrecer información, mantener una conversación o realizar alguna operación.

X.: ¿Y que hacéis vosotros exactamente desde Quantion con los chatbots?

J: Cada vez las empresas están más interesas en estos chatbots por dos motivos en concreto. El primero, poder comunicarse mejor con sus clientes, que puedan tener una buena experiencia de usuario. Y en segundo lugar, es para utilizarlo internamente a la hora de poder dar información, comunicarla entre los empleados de la organización y que todo eso se pueda hacer de una forma masiva y de alta calidad.

X.: ¿Por qué crees que cada vez más empresas quieren un chatbot?

J.: Los chatbots son herramientas de 24x7x52. Herramientas de comunicación directa con sus clientes. Todos conocemos el WhatsApp, ¿verdad? Imaginemos una interacción parecida con una empresa para pedir cualquiera de sus productos y, además, con todo tipo de contenidos multimedia si hace falta. Es decir, tengo un trato personalizado, al instante, acceso directo a la información que quiero… todo al momento. Es una interacción satisfactoria con la empresa por parte mía como cliente y detrás hay una inteligencia artificial que lo hace todo. Están dando servicio a centenares o miles de usuarios al mismo tiempo.

X.: Este robot no descansa, no necesita vacaciones, es capaz de hablar varios idiomas, es realmente una tecnología que permite reducir costes y que aporta valor al proceso de comunicación con el cliente. Jordi, dinos ejemplos de lo que estamos explicando!

J.: Encontramos bancos como el Bank of America que a través de su chatbot (o asistente virtual) llamado Erica, avisa y recomienda a los clientes del banco como poder ahorrar más cada mes. En nuestro país, el BBVA, tiene su chatbot en Facebook Messenger, donde sus clientes pueden interactuar y hablar con él para conocer los cajeros más cercanos y ver el estado de la cuenta.

ImaginBank también tiene su propio chatbot, el cual está focalizado en dar a conocer ofertas y promociones personalizadas.

X.: Un caso muy conocido es el de la aerolínea KLM. Los clientes de la aerolínea pueden interactuar con el chatbot a través de Facebook para informarse de la puerta de embarque, gestionar un cambio de asiento en el avión o también acceder a billetes de avión online para los más descuidados.

¿Y las administraciones públicas, también tienen utilizan este tipo de tecnología?

J.: Desde hace unos años el gobierno de los Estados Unidos dispone de un chatbot en el departamento de inmigración (tanto en español como en inglés) para dar respuestas y hacer gestiones básicas como pedir una cita previa.

Y aquí, en Cataluña, aunque no sea muy conocido, la Generalitat de Cataluña tiene un chatbot abierto a todo el mundo, se llama GencatBot.

X.: GencatBot. ¿Y que hace exactamente?

J.: Ayuda a los ciudadanos a localizar centros sanitarios, farmacias y comisarías más cercanas en función de la ubicación y necesidades de quien lo consulta.

X.: Al comienzo hemos hablado de ejemplos frikis o surrealistas del uso de estos chatbots, ¿qué ejemplos tienes?

J.: Les decimos frikis porque actualmente nos sorprenden mucho, pero estoy convencido que de aquí a unos años será muy normal verlos en esos roles

Todos sabemos que en Japón siempre van una más allá con el uso que se le puede dar en la tecnología y en este caso lo han vuelto a hacer… ¡para llevar a cabo ceremonias funerarias!

Os explico: la empresa japonesa Nissei Eco, que trabaja en el negocio funerario desde el año 2.000, ofrece la posibilidad de disponer de un robot en funerales por el módico precio de 50.000 yenes (unos 375 euros). Realmente es un precio inferior al que los nipones están acostumbrados a pagar por un sacerdote de carne y hueso por el mismo servicio.

El robot en cuestión es Pepper, el cual ha sido programado por esta empresa para que lleve a cabo las mismas tareas que un sacerdote budista durante un funeral.

X.: Robots oficiando funerales… ¡Madre de dios! Es un poco frío para un momento triste y doloroso, ¿no?

J.: Y este no es un caso aislado! En mayo de 2010 el robot i-Fairy llevó a cabo en Tokio… ¡la primera ceremonia de matrimonio! Y en Alemania, ya existen robots que ofrece bendiciones con 5 idiomas.

En estos momentos en Barcelona, se están haciendo chatbots, para gente que por ejemplo está sola, son muy religiosos y necesitan hacer oración constante. Pueden interactuar con este tipo de herramientas y se está haciendo aquí en Cataluña.

Pep Plaza (MATÍAS PRATS): Atención: yo siempre he sido un fan de los chatbots. En concreto de Chatbot Heston y sus películas de romanos.

Bromas aparte, querido Griful, ¿cómo ves los chatbots a corto plazo? Me van a dejar sin trabajo… Quiero decir, ¿contarán los chistes mejor que yo? Es decir: ¿los chatbots pasarán de moda como tantas cosas?

J.: Yo creo que los chatbots han llegado para quedarse y, si no sustituyen a las aplicaciones móviles (apps), poco faltará. Nos iremos acostumbrando a interactuar con ellos para conseguir lo que buscamos.

X.: ¡Pero siempre tendremos y quedará la radio!

J.: Al final la radio también será hecha por chatbots.

X: Jordi Griful, muchas gracias para acompañarnos un día más con tu ADN Digital.