María Fernanda Morón
Marketing Generalist

La transformación digital está produciendo un cambio de paradigma en torno a la forma de hacer y concebir el marketing. Ya no sólo se trata de crear contenidos virales que generen millones de likes y compartirlo en las redes sociales. También se trata de fidelizar a los usuarios a través de diferentes plataformas, ofreciéndoles contenidos personalizados que les atrapen en el diálogo de la marca.

En este momento de cambio empresarial podemos ver las tendencias hacia la especialización de contenidos, de modo que si las marcas quieren prosperar en el mercado tienen que fijarse más en el consumidor y en sus necesidades. Es por eso el papel predominante del marketing de contenidos especialmente en el storytelling visual.

En nuestro día a día estamos rodeados de contenidos: actualmente se publican diariamente más de 27 millones de piezas de contenido y, si consideramos el marketing de contenidos como una estrategia orientada a despertar el interés del consumidor, implica entonces, la apuesta por una estrategia omnicanal optimizada, la cual nos debe conducir a una manera diferente de hacer marketing, por ejemplo:

  • Mejorando la experiencia de los usuarios con la marca a través de cualquier canal.
  • Aumentando la notoriedad de la marca en el ámbito digital.
  • Definiendo flujos de trabajo más operativos para la gestión de la marca y sus audiencias.
  • Aumentando las ventas con procesos de captación y conversión de leads.
  • Fidelizando a los clientes con promociones personalizadas.

Como consecuencia de la transformación digital, el Content Marketing ha ganado aún más importancia gracias a la omnicanalidad: mejores formatos más digeribles y más personalizados que consiguen abrir nuevos mercados, introducir nuevos productos en el mercado, e incrementar las ventas de la empresa.

Por todo esto, hoy más que nunca, los procesos de transformación e innovación en cualquier departamento de Marketing deben conocer múltiples canales de contacto (digitales y físicos), así como entender a la perfección a sus consumidores, pensar y sentir como ellos:

  • ¿Qué necesidades tienen?
  • ¿Qué están dispuestos a pagar monetaria y emocionalmente por nuestro producto?
  • ¿Dónde se sienten más cómodos en el momento de adquirirlo?
  • ¿A través de qué medios desean recibir la información?

A continuación, os muestro algunos ejemplos del uso del Marketing de contenidos apalancados en diferentes tecnologías y tendencias digitales:

1.Realidad Virtual:

Llevará la experiencia de usuario a otro nivel. la inmersión total de la experiencia provocará un cambio absoluto en la forma en que consumimos los contenidos, por ejemplo, en el sector inmobiliario. Arquitectos que muestran sus proyectos de forma inmersiva, promotoras que invitan a vivir una experiencia a potenciales compradores en viviendas en las que todavía no se ha puesto el primer ladrillo.

2.Wifi Interactivo

Podemos utilizar el Wi-Fi como canal de marketing y comunicación para conocer mejor a nuestros clientes y usuarios, así como comunicarnos con ellos de forma personalizada según sus intereses y preferencias. Por ejemplo, tiendas o grandes almacenes que a partir del momento en que detectan que estas en sus instalaciones, te mandan un mensaje a tu móvil que dice dónde se encuentra el producto que estuviste buscando en su página web, en qué estantería de qué pasillo lo puedes encontrar, y además te comunican promociones o descuentos personalizados.

3.Chatbots

Esta tecnología basada en Inteligencia Artificial permite a las empresas solucionar, monitorizar y centralizar de forma ágil consultas e incidencias a través de plataformas de mensajería instantánea. Por ejemplo, en el sector de retail marcas de ropa y cosmética han desarrollado sus chatbots en la plataforma Facebook Messenger para que sus clientes hablen con su asistente virtual, el cual les va recomendando productos concretos en función de sus gustos, estilo de vestir, tonalidad del color de la piel, etc.

En definitiva, la clave está en conocer a tu audiencia, preparar un buen contenido y detectar nuevas tendencias tecnológicas. De este modo conseguiremos contar una historia coherente en torno a la marca de forma innovadora, satisfaciendo las necesidades de nuestros clientes y estableciendo una relación de confianza.

 

Posts relacionados