Jordi Griful
CEO (Chief Executive Officer)

Durante esta entrega de la sección ADN Digital del programa “Revolució 4.0“, Jordi Griful, CEO de Quantion, nos habla sobre el potencial de la robótica en las escuelas. Podéis escuchar el programa original aquí.

Xantal: Según los expertos, muy pronto los robots llenarán nuestras vidas. Tanto, que hay quién asegura que en 2050 incluso serán habituales los matrimonios entre humanos y robots. Por el bien de todos, esperamos que la robótica avance mucho, pero en otra dirección.

X.: Empezamos el ADN Digital del Revolució 4.0 en sintonía de Catalunya Ràdio. Jordi Griful, CEO y co-fundador de Quantion, empresa especializada en Transformación Digital e Innovación por empresas. Bienvenido, Jordi.
A la mayoría de jóvenes les gusta la tecnología y los gadgets que no paran de salir al mercado. Pero esto no se traduce después en vocaciones para dedicarse a la robótica o la programación (dos salidas laborales que dices que tienen mucho futuro). ¿Qué propones para cambiar esta situación?

Jordi: Que estas materias entren a las aulas. Educar la mente en los más pequeños y jóvenes mediante procesos complejos como son la programación y la robótica hace que los niños se vuelvan más receptivos a la hora de afrontar problemas y esta predisposición es esencial de cara a la cambiante sociedad en la que vivimos.

X.: ¡Y veo que esta opinión la refuerzas con unas acompañantes!

J.: Efectivamente. Hoy nos acompañan Anna Vilaró, directora del colegio Sant Andreu de Nazaret de Badalona y Lucía Cortés y Carla Regalado, estudiantes del colegio. Las dos forman parte del equipo de robótica del colegio y el pasado mes de septiembre ganaron la final española de las Olimpiadas Mundiales de Robótica. De este modo han conseguido pasar a la final que tendrá lugar en noviembre en Costa Rica.

X.: Anna, Lucía y Carla, bienvenidas al Revolució 4.0 y enhorabuena por el resultado! Anna, explícanos como aterrizó la robótica en vuestro centro educativo, ¿cómo se os ocurrió? ¿Qué proyecto hicisteis?

Anna: Tenemos ya muchos años con la robótica dentro de nuestra escuela. Hicimos una mirada al futuro y nos preguntamos qué destrezas o habilidades deberían tener nuestros alumnos hoy en día para enfrentarse al futuro. Y así apareció la robótica. No sólo como un objetivo académico sino para aprender muchas cosas más.

Los proyectos con los que participamos en este campeonato han sido dos: uno ha sido campeonato de futbol robótico, donde se debieron crear jugadores con pesos y medida predeterminadas y se deben programar para que sean 100% autónomos, capaces de seguir la pelota y a partir de aquí ver quien lograba más goles.

Y el segundo proyecto (que para entrar en la categoría debía basarse en un proyecto científico) usamos la sostenibilidad y la energía renovable para buscar una solución robótica a estas inquietudes

Imagen del proyecto – Fuente de energía y purificación de agua

J.: Y ¿cómo se concreta en el día a día de la escuela? ¿Cómo habéis ido introduciendo la robótica en los alumnos? Explícanos actividades o iniciativas concretas.

Lucía y Carla: Nosotros tenemos la robótica como actividad extraescolar los miércoles y viernes por la tarde. Por lo que hacemos el horario escolar normal, pero esos días nos quedamos más horas para construir robots y nos comentaron sobre la competición. Nosotras mismas nos propusimos reunirnos cada fin de semana para terminar el proyecto.

Ya para agosto la competición la teníamos muy cerca y nos faltaba tiempo, por lo que tuvimos que estar muchos fines de semana desde la mañana hasta la tarde trabajando en el proyecto.

X.:  Lucía, Carla les agrada mucho la robótica ¿les gustaría trabajar en esto en un futuro?

Lucía y Carla: Si, la verdad es que sí. Es un tema muy interesante y también muy curioso y si nos agradaría dedicarnos a las ciencias en general y también a la tecnología. Sí, yo también, pero me gustaría más el lado de la tecnología

J.: Al inicio hemos comentado que ganasteis la final española de las Olimpiadas Mundiales de Robótica, explicadnos ¿cómo fue esta final y en qué categorías concretamente?… ¿Cómo funciona un campeonato de Robótica?

Lucía y Carla: Para el proyecto científico, nos ha surgido la oportunidad de participar en un plan de construcción de una escuela en indonesia y hemos decidido aprovechar esta oportunidad para convertir esta escuela en un perfecto ejemplo de comunidad sostenible, que tenga sus propias fuentes de agua y energía. Y lo que hemos decidido es construir un robot capaz de poder transportar agua y al mismo tiempo aprovecharla para poder obtener energía.

PEP PLAZA (JOSEP MARIA MAINAT): Ya sabéis que yo soy un loco de las tecnologías. Bien pronto marcháis a Costa Rica a disputar la final de las Olimpiadas de Robótica. ¿Creéis que vais con opciones de victoria? ¿Qué tenéis previsto presentar? Y después Anna, ¿cuál es el camino a seguir?
Y tú Lucía, ¿te ves dedicándote profesionalmente a la robótica?

Lucía y Carla:  Nosotros vamos a presentar nuestro prototipo, el cual seguimos trabajando para mejorar y esperamos llegar a allá para aprender y hacer lo que podamos, ¡pero ganar será muy difícil!

Pero sí creo que tenemos posibilidades, el año pasado también estuvimos en la feria internacional y quedamos en una muy buena posición.

X.: Jordi, nos queda un minuto. Todo tuyo.

J.: La primera cosa que me gustaría decir es que, como hemos visto hoy, es vital que desde las escuelas se vayan introduciendo a los más pequeños y jóvenes las habilidades para emprender y las ganas de innovar.

 

No se debe que tener ningún miedo al fracaso y a temáticas como la programación y la robótica. ¡Son muy importantes para el futuro!

 

Y la segunda: que estoy muy contento de ver mujeres inmersas y trabajando en el mundo de las nuevas tecnologías. Este es uno de los grandes retos sociales: No hay bastantes mujeres en las empresas y por eso felicito al colegio, a su directora, a Lucía y a Carla, que sin duda tendrán un gran futuro por adelantado.

X.: Anna, Lucía y Carla, muchas gracias por haber compartido con vosotros esta iniciativa tan alentadora como la robótica educativa. ¡Mucha suerte por la gran final de Costa Rica! Gracias también Jordi Griful.