Vivimos en tiempos de cambio constante, en los que la innovación se ha convertido en una pieza imprescindible para cualquier negocio si quiere mantener su competitividad en el mercado, sea del sector que sea.

Las empresas deben estar preparadas para enfrentarse al nuevo escenario digital, y así poder aprovechar las nuevas oportunidades que surgen diariamente.

Para conseguir llevar a cabo una exitosa transformación digital de la organización, no siempre es suficiente aplicar nuevas tecnologías, sino que también es necesario cambiar la forma de hacer las cosas, por ejemplo, a través de la aplicación de nuevas iniciativas que permitan impulsar y acelerar la innovación dentro de la empresa.

En este post os introducimos cinco tipos de modelos operativos para estimular la innovación interna de las organizaciones:

  • Trabajar con metodologías de Lean Thinking y Agile para agilizar la conceptualización y creación de nuevos productos y servicios, eliminando todas aquellas tareas que no aporten valor sobre aquello que estamos realizando.
  • Involucrar a los clientes en el desarrollo del producto o servicio para saber y entender qué es lo que realmente quieren y esperan.
  • Colaborar con startups a través de una innovación abierta, beneficiando a la empresa con ideas y soluciones innovadoras, y a la startup a seguir creciendo.
  • Poner el cliente en el centro de la innovación teniendo en cuenta las opiniones de los consumidores y su experiencia con el producto para poder mejorar día a día.
  • Crear spin-offs para impulsar de forma mucho más ágil nuevos modelos de negocio innovadores que la organización quiera desarrollar.

Cada vez más las empresas están llevando a cabo estas y otras muchas iniciativas para acelerar la innovación dentro de sus procesos de negocio. Además, se espera que en los próximos años se generen nuevas fórmulas de colaboración entre las grandes organizaciones y el ecosistema emprendedor.